Un pueblo reducido, un espacio en el medio de todos los que en algún momento transitaron sus calles y sus caminos serranos.

Un espacio donde el ritmo de la vida no fué todavía afectado por la agilidad y el stress de las enormes urbes.

La hermosura del paisaje y la calma de su ámbito hacen de las Cabañas en la Cumbre un espacio perfecto para una vida simple, en armonía con la naturaleza, una vida en la cual el hombre encuentra la posibilidad de redescubrirse y ofrecer un sentido diferente a su pasaje por este planeta.

Con una población local de gente accesible y simple, con los brazos siempre libres para recibir al amigo con un corazón sincero, a este pueblo de encanto, enclavado en la serranía cordobesa, a bastante más de 1000 metros sobre el nivel del mar, con un benigno y demasiado satisfactorio clima templado, llegan la gente de los más distintos orígenes intentando encontrar un descanso, en cabañas en la cumbre

Un lugar donde equilibrar el espíritu, un espacio para recobrar fuerzas, para hallarse a si mismo, para desarrollar aquella vocación del alma que en otros medios había quedado postergada.

A este pueblo además llegan personas intentando encontrar una alternativa opción para el tiempo de vacaciones, tanto en invierno como en verano, La Cumbre ofrece al visitante una estadía plena de encanto y si lo quiere ademas aventura.

El paisaje se transforma en invierno cuando la nieve bendice a la ciudad, dando un especial encanto al lugar.

Excursiones por las sierras, campamento, hoteles de categoría, festivales folklóricos, vuelos en globo aerostático, parapentes y alas delta, son solo algunas de las configuraciones para el visitante.

Artesanos y artistas de distintas ramas abren las puertas de sus talleres y de sus viviendas recibiendo al visitante cómo se recibe a un amigo, exponiendo aquello que tan bien saben llevar a cabo, dándonos la posibilidad de de esta forma llevar de regreso una verdadera exhibe de la perseverancia y esfuerzo empeñados en el avance de sus nobles artes; muchísimo más que un fácil recuerdo…

Cabañas en la Cumbre, surcadas de sinuosos caminos que aceptan ver los agrestes contornos de la montaña con la verde tranquilidad del Valle.

Tiene una diferente gama de servicios de hotelería, gastronomía y diversión. Su espectacular cancha de golf, sus clubes y complejos de deportes, y nuestra naturaleza como ámbito propicio para las superiores vivencias completan una atrayente iniciativa, con habituales eventos para todas las edades.”